Protocolo de Monitorero Submarino


El Protocolo de Monitoreo del Medio Ambiente Marino Costero permite evaluar el estado ecológico de los hábitats mediterráneos marítimo-costeros.

Puede llevarse a la práctica por buceadores y snorkelers tras un breve entrenamiento.


El protocolo RCI de monitoreo del medio ambiente marino costero (U-CEM)  asegura que el buceador voluntario, tras realizar un curso de capacitación intensivo de 1 día,  sea capaz de hacer observaciones independientes de presencia/ausencia y estimas de abundancia de los taxones seleccionados en este protocolo de monitoreo.
 
Los taxones fueron seleccionados por científicos del RCI mediante una  combinación de criterios, incluyendo el hecho de que sean fácilmente observables e identificables bajo del agua y con una o varias de las siguientes características: Especies No- indígenas (NIS, Non-Indigenous Species),  especies protegidas en directivas europeas o convenios internacionales; especies sensibles al cambio climático; organismos bioconstructores; especies amenazadas por las actividades humanas o comercialmente explotadas. Juntos, estos taxones son representativos  de los hábitats mediterráneos submarinos, y son indicadores de los cambios que pueden sufrir. Cuando algunos grupos de organismos poseían especies que no eran fáciles de discriminar se eligió su identificación a nivel de género, como es el caso de dos caballitos de mar protegidos del Mediterráneo.

 

Durante el entrenamiento, los buceadores toman cociencia de la importancia de su contribución y aprenden a buscar y reconocer los taxones objeto. Antes del buceo, cada participante selecciona qué y cuántos de los 43 taxones buscará en función de la tipología de hábitat esperada y las motivaciones personales. Esta libertad de opción asegura una mayor atención y exactitud de los voluntarios, por ejemplo, porque ellos pueden elegir taxones que les dan más confianza o les son familiares (reduciendo probablemente los errores en el muestreo), aquellos que les gustan más (haciendo que la experencia de buceo sea más satisfactoria), o se limitan a un número de taxa tal que ellos se sienten capaces de manejar (permitiendo un buceo relajado, sin presiones). Debajo del agua, es registrada la abundancia (usando clases numéricas o descriptivas según la contabilidad de los organismos) y el rango de profundidad (min y máx) de cada taxón objeto, junto con el tipo de hábitat donde se encuentran (elegido de una lista). Los taxones activamente buscados, pero no encontrados, son registrados como ausentes. Para ayudar en el reconocimiento de las especies, las tablillas sumergibles contienen dibujos de los organismos. Las observaciones registradas, incluyendo la ausencia, el nombre del sitio y las coordenadas geográficas, fecha y hora, visibilidad, rango de profundidad (min y máx), y el esfuerzo de observación en términos de tiempo dedicado a la misma, van a alimentar la base de datos en línea, empleando para ello un formulario de Internet o la app para los smartphones Android (Reef Check Med App, disponible en Google Play Store).
Cada participante entrenado se identifica con un código único personal. Periódicamente los datos son confirmados mediante un proceso de control de calidad basado en filtros automáticos (p.ej. la consistencia entre la especie seleccionada, el hábitat predominante, la profundidad de observación y de buceo) y mediante procedimientos manuales (p.ej. la correspondencia entre el nombre del sitio y sus coordenadas geográficas). Tras ser comprobados, estos datos  son libremente accesible a través de un sistema de información geográfico en línea.
Si el control de calidad detecta anomalías, se ponen en cuestión las observaciones realizadas, el voluntario/los voluntarios que ha(n) entregado estos datos son(n) contactado(s) individualmente para intentar resolver el problema. Cuando tras esto no pueden solucionarse las anomalías, los datos incoherentes son eliminados permanentemente del sistema.


Download
Example of card for data collection
Scheda.pdf
Documento Adobe Acrobat 1.3 MB

Reef Check Med App